Abogado penal en Sevilla
Consulta On-line
CONTACTE CON NOSOTROS

Delitos contra la libertad sexual

Un delito contra la libertad sexual engloba todos aquellos actos, desde los más leves a los más graves, que comprometen la libertad sexual de un individuo.

También se encuadran aquellos actos en los que hay implicados menores de 16 años, que, según la legislación española, aún no tienen consentimiento libre en esta materia.

Delitos contra la libertad sexual

Todos los tipos de delitos contra la libertad sexual pueden dividirse en básicos y agravados, en función de la gravedad de los hechos producidos.

Dentro de este tipo de delito, encontramos distintas clases como son:

Agresión sexual: cuando se agrede sexualmente a una persona, mediante el uso de la violencia estamos ante una agresión sexual de tipo básico, cuya pena oscilará entre uno y cinco años.

En los casos más graves, como son los de violación, la pena estará comprendida entre los seis y los doce años de prisión.

Abuso sexual: se considera abuso sexual cualquier tipo de naturaleza sexual, no consentido por la víctima. Si dicho contacto se ha producido sin el uso de la violencia o la intimidación, estaríamos ante un delito considerado básico, penado con una multa de 18 a 24 meses. Si entre el agresor y la víctima hubiera una relación de parentesco, o la víctima estuviera considerada especialmente vulnerable, la pena que se aplicará será la mitad superior, es decir, mayor, dentro del rango.

Si ha habido acceso carnal a la víctima, estaremos ante un delito de abuso sexual agravado, penado con prisión de entre cuatro y diez años.

Acoso sexual: el acoso laboral se produce en el entorno de trabajo o de prestación de servicios o bien en un entorno docente. En este caso el acosador solicita favores de tipo sexual a la víctima, en contra de sus deseos y de forma intimidatorio.

En los casos de acoso sexual, el Código Penal establece una pena de risión de tres a cinco meses o bien una muta de entre seis a diez meses.

Si la víctima de este acoso estuviera considerada especialmente vulnerable la pena se amplia y consistirá en una pena de prisión de entre cinco a siete meses de cárcel o bien una multa de diez a catorce meses.

Si el acosador además ejerciera algún puesto superior al de la víctima, usando esta circunstancia para conseguir sus deseos, se considerará un delito agravado, lo que conllevará mayor pena.

Si necesita un abogado penal en Sevilla que pueda prestarle el mejor asesoramiento y defensa legal, cuente con nuestro Despacho de abogados penalistas.

Contacte ahora con nosotros para obtener un primer asesoramiento legal, a través de nuestro teléfono o formulario de contacto.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE