Abogado penal en Sevilla
Consulta On-line
CONTACTE CON NOSOTROS

Juicios rápidos

Los juicios rápidos son procedimientos judiciales penales que juzgan aquellos delitos cuya posible pena no conllevase más de 5 años de prisión.

Juicios rápidos

Un atestado policial es lo que da comienzo al inicio del procedimiento de juicio rápido. Además del atestado es necesario que se haya producido la detención de la persona acusada o bien la citación a la misma para comparecer ante un Juzgado de Guardia.

Además de estas dos condiciones es necesario que se den otra serie de circunstancias como son:

  1. La comisión de un delito flagrante. Se llama delito flagrante a aquel en el que el acusado ha sido sorprendido en el momento de estar cometiendo en mismo “in fraganti”.
  2. Que el delito del que se le acusa sea alguno de los señalados:
  • Delito de hurto
  • Delito de robo
  • Delito contra la Seguridad Vial
  • Delito de daños producidos contra propiedad ajena
  • Delitos contra la Salud Pública como puede ser todos los relacionados con el tráfico de drogas (cultivo, elaboración, posesión o venta)
  • Delito de coacción, amenazas, violencia de tipo física o psíquica llevada a cabo de forma habitual y contra alguna de las personas que el propio Código Penal señala: cónyuge o pareja, descendientes, ascendientes…
En general aquellos tipos de delitos para los que se presuponen unos procesos de instrucción e investigación sencillos.

Para la instrucción de este tipo de delitos son competentes el Juzgado de Instrucción correspondiente o bien el de Violencia sobre la mujer si el delito está relacionado con violencia de género.

La fecha para la celebración del juicio será fijada por la Policía Judicial y el Juzgado de Instrucción que corresponda.

Cuando el acusado reconoce la comisión del delito es posible que su pena se vea reducida en un tercio. Para que esto sea posible será necesario que la víctima del delito no haya ejercido la acusación particular y que la pena de prisión que correspondería para el tipo de delito no superase los 3 años. Si le pena que le corresponde es de otro tipo, esta no deberá exceder los 10 años.

Si necesita asesoramiento legal experto para enfrentarse a un juicio rápido por la comisión de cualquier tipo de delito, o bien quiere ejercer la acusación particular como víctima afectada por uno, cuente con nuestros abogados penalistas de Sevilla, que le ayudarán durante todo el proceso, desde el inicio hasta el fin del mismo.

Contacte con nosotros a través de nuestro teléfono o formulario de contacto a la mayor brevedad para obtener la mejor defensa.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE